Tener pájaros en nuestro jardín, es verdaderamente una bendición. Además de su relajante canto y su hermosa apariencia, también mantienen nuestros espacios verdes a salvo de insectos y plagas. Pero tampoco es necesario que estén allí cuando acabas de plantar tus semillas de césped.

Las aves se comen estas semillas, ya que suponen una gran fuente de alimento, además de darse baños de tierra en nuestro jardín recién sembrando. Por lo tanto, tenemos que saber cómo evitar que estos animales se las coman.

En esta guía, compartiremos contigo algunas medidas que puedes tomar para mantener a las aves donde quieras que estén:

1. Proteja la semilla de hierba con red repelente

Cubrir las semillas, las mantendrá alejadas de cualquier ave. La semilla ya está en la superficie sólida ya que la has rastrillado ligeramente. Puede usar cubiertas de semillas flotantes, redes finas de pasto, mantillos o una red especial para pájaros para mantenerles alejados.

Las cubiertas de semillas por ejemplo, son muy ligeras y finas. Puedes ponerlas sobre las semillas directamente. Si levantas la red un par de centímetros por encima del suelo, puedes evitar que los pájaros picoteen.

2. Usa un comedero señuelo

Los pájaros que se alimentan de semillas tienen que pasar hacer un gran esfuerzo para tener acceso a ellas en el suelo. Por lo tanto, puedes atraerlos a un área donde puedan conseguirlos de manera fácil. Puede hacer esto manteniéndolos alejados de la zona donde acabas de sembrar las semillas colgando un comedero para pájaros prominente, eso sí,  debe estar lejos del lugar sembrado, ya que estos animalitos son muy listos.

3. Usar un repoblador con repelente de aves

Para reparar con ligereza zonas dañadas, podemos usar un repoblador rápido con repelente de aves como el de BATLLE. Puede ser una solución ideal para recuperar tu césped en tu tiempo breve y duradero, protegiéndolo además de la incidencia de las aves. Su fórmula recupera en 7 días las zonas más afectadas e incluye un fertilizante de liberación controlada que asegura la nutrición hasta más de 100 días desde su siembra. Con un riguroso proceso de peliculado en el que se aporta un bioestimulante que mejora la velocidad de implantación y una sustancia que ahuyenta las aves y que actúa protegiendo la semilla de los daños que puedan causar los pájaros.

Batlle Eiviss Garden

4. Usar figuras de rapaces falsas

Un clásico donde los haya, usar depredadores falsos para disuadir a las aves es una buena opción, ya que ha funcionado bastante bien durante mucho tiempo.

5. Cubrir las semillas con paja

Antes de ir con cualquier tipo de cubierta, es mejor que rastrille sus semillas hasta 4 milímetros debajo del suelo. Usar una fina capa de paja justo encima de las semillas recién rastrilladas es uno de los métodos más antiguos para evitar que los pájaros picoteen.

Hasta que las semillas comiencen a germinar, debe mantener la capa encima de las semillas y luego retirarla. Cuando crezcan los nuevos brotes, debes deshacerte de la paja porque estos brotes necesitan la luz del sol para crecer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.