En Eiviss Garden, siempre estamos al tanto de las últimas novedades en el mundo de la jardinería, y el 2024 no es la excepción. Este año, las tendencias se centran en la resiliencia y la creatividad, dos cualidades indispensables tanto para los jardineros como para sus plantas, especialmente en un contexto marcado por el cambio climático y la necesidad de adaptación.

1. Jardines comestibles y ornamentales

Los "edimentales" representan una de las tendencias más emocionantes para 2024. Este término, acuñado por el escritor Stephen Barstow de Noruega, fusiona lo mejor de dos mundos: plantas que son tanto comestibles como ornamentales. Estas no solo cumplen una función estética en el jardín sino que también nos brindan alimentos frescos, creando así un espacio verdaderamente multifuncional.

Estas suelen ser plantas que viven más de un año, incluyendo perennes, arbustos e incluso árboles. Lo que los hace particularmente atractivos es su capacidad para integrar elementos de diseño como color, textura y forma dentro de un jardín vegetal tradicional. Esta combinación no solo enriquece la biodiversidad del jardín sino que también lo embellece, creando un paisaje que deleita tanto el paladar como la vista.

¿Por qué incorporar edimentales en tu jardín?

Mantenimiento reducido: Las plantas edimentales suelen requerir menos cuidados que las hortalizas anuales tradicionales. Su producción a lo largo del año reduce la necesidad de una siembra y cosecha concentradas, simplificando la gestión del jardín.

Plantas más resistentes: Al ser perennes, arbustos o árboles, los edimentales tienen raíces más profundas, lo que los hace más resistentes a la sequía y mejor preparados para enfrentar infestaciones ocasionales de plagas. Esta fortaleza natural es un valor añadido, especialmente en zonas propensas a condiciones climáticas adversas como Ibiza.

Diversión para los Niños: La presencia de edimentales a lo largo del jardín atrae a los más pequeños, invitándolos a explorar y forrajear. Esta interacción no solo es educativa sino que también fomenta una conexión temprana con la naturaleza.

Ejemplos de Edimentales

Entre los edimentales más destacados encontramos las dalias y lirios de día (tanto flores como tubérculos son comestibles), anchusa y flores de achicoria, grosellas y grosellas espinosas, flores de silene (excelentes para dar volumen en contenedores), bayas de saúco, espárragos y hinojo. Estas plantas no solo ofrecen alimentos sino que también aportan belleza al jardín con sus vibrantes colores y diversas texturas.

No debemos olvidar a los edimentales anuales, como la acelga arcoíris, kale y capuchinas (sus flores se pueden rellenar con queso crema para crear deliciosos bocaditos con un toque picante). Estas plantas se integran perfectamente con las no comestibles, ofreciendo un espectáculo visual mientras proveen ingredientes frescos para la cocina.

Tendencias de Jardinería de 2024

2. Plantación naturalista y el movimiento de nuevas perennes

La plantación naturalista y el Movimiento de Nuevas Perennes representan una revolución en el diseño de jardines que busca armonizar nuestros espacios verdes con el entorno natural. Originado en los Países Bajos a principios de la década de 1980, este movimiento ha ganado popularidad global gracias a su enfoque sostenible y estéticamente atractivo, que se alinea perfectamente con las tendencias de jardinería de 2024.

La esencia del movimiento de nuevas perennes

El Movimiento de Nuevas Perennes promueve una estética de jardín más silvestre y menos estructurada, una que se inspira directamente en la naturaleza. En lugar de filas ordenadas de plantas o diseños simétricos, esta tendencia favorece la creación de "drifts" o grupos fluidos de plantas y pastos, principalmente autóctonos, que parecen haberse sembrado naturalmente. Este enfoque no solo crea un efecto visualmente impactante sino que también apoya la biodiversidad local, atrayendo a polinizadores y fauna silvestre al jardín.

3. Jardines de lluvia: cada gota cuenta

Los jardines de lluvia eco-amigables emergen como soluciones innovadoras frente a los desafíos ambientales actuales, especialmente en áreas propensas a la sequía y al manejo ineficiente del agua de lluvia. Al transformar áreas que naturalmente recolectan agua durante las lluvias, como espacios sombríos junto a caminos de acceso, en paisajes exuberantes y hermosos, no solo se captura el agua desperdiciada sino que también se contribuye a la reducción de contaminantes que fluyen desde techos y calzadas hacia los sistemas de drenaje.

El diseño de estos jardines se centra en plantas capaces de soportar variaciones extremas de humedad, incluyendo especies nativas, gramíneas y ciperáceas, que gracias a sus raíces profundas, no solo estabilizan el suelo y previenen la erosión, sino que también filtran las impurezas del agua.

Tendencias de Jardinería de 2024

Además, los jardines de lluvia fomentan la biodiversidad local y proporcionan hábitats valiosos para la fauna silvestre, incluyendo polinizadores y aves.

Este enfoque sostenible y consciente del diseño de jardines refleja una armonía con el ciclo natural del agua, promoviendo prácticas que benefician tanto a nuestro entorno inmediato como al planeta en general. Al implementar jardines de lluvia, no solo embellecemos nuestros espacios sino que también damos un paso adelante en la construcción de comunidades más resilientes y respetuosas con el medio ambiente.

4. Aprender a amar a los insectos

hotel para bichos

Los insectos son fundamentales para el equilibrio y la salud de nuestros jardines y plantas, desempeñando roles esenciales que a menudo pasamos por alto. Actúan como polinizadores, sin los cuales muchas de nuestras plantas frutales, verduras y flores no podrían reproducirse ni proliferar.

Además, son actores clave en el control biológico, manteniendo a raya las poblaciones de plagas mediante un equilibrio natural. Los insectos también contribuyen a la descomposición de materia orgánica, enriqueciendo el suelo y mejorando su estructura. Reconocer y valorar la importancia de estos pequeños seres vivos es un paso hacia prácticas de jardinería más sostenibles y respetuosas con el medio ambiente, promoviendo la biodiversidad y la resiliencia de nuestros espacios verdes.

5. Adaptación al cambio climático

En un mundo donde el clima cambia a un ritmo sin precedentes, nuestros jardines se convierten en testigos y víctimas de estas fluctuaciones, enfrentando temporadas más calurosas, frías, húmedas o secas. Esta realidad nos obliga a replantearnos cómo concebimos y cuidamos nuestros espacios verdes. Sin embargo, lejos de ser una disyuntiva entre estética y sostenibilidad, esta situación nos presenta la oportunidad de innovar y adaptar nuestras prácticas de jardinería.

Optar por plantas resistentes a la sequía como el romero, la lavanda o los aloes, no solo es una medida de adaptación sino también un paso hacia la creación de jardines que requieren menos recursos hídricos. Al mismo tiempo, el enfoque en plantas nativas y en prácticas de jardinería que promueven la biodiversidad y la producción de alimentos orgánicos nos permite construir espacios que no solo sobreviven sino que prosperan en estas condiciones cambiantes

6. Jardines de grava: belleza y bajo mantenimiento

Tendencias de Jardinería de 2024

Los jardines de grava, reconocidos por su belleza de bajo mantenimiento, se presentan como una solución ideal en tiempos de clima más cálido y seco con nuestras islas. Estos jardines, ricos en color, textura y vida, requieren significativamente menos agua que los tradicionales, convirtiéndolos en la encarnación de la sostenibilidad en el diseño de jardines. Inspirados por Beth Chatto, estos espacios no solo sobreviven sino que prosperan sin riego durante la sequía, gracias a una selección cuidadosa de plantas resistentes y un lecho de grava que reduce las malas hierbas, minimiza la necesidad de fertilizantes y evita la podredumbre radicular. La implementación de grava en el jardín promueve un crecimiento profundo de las raíces, asegurando plantas más fuertes y resilientes.

7. Conservación de nuestros jardines de una manera creativa

La conservación creativa de nuestros jardines a través de flores prensadas y secas ha experimentado un renacimiento notable, transformándose en una práctica artística y sentimental que permite capturar y preservar la efímera belleza de la naturaleza. Este método no solo ofrece una manera de disfrutar de las maravillas de nuestro jardín a lo largo de los años sino que también sirve como un medio para inmortalizar momentos significativos de la vida como bodas, vacaciones y cumpleaños. Además, las flores conservadas pueden ser un regalo emotivo para aquellos que se despiden de un espacio verde querido, o incluso se convierten en decoraciones personalizadas para las fiestas, añadiendo un toque personal y natural a cualquier celebración.

DIY Eiviss Garden

En Eiviss Garden, te invitamos a sumergirte en las tendencias de jardinería más vanguardistas y eco-amigables para este año. Con el apoyo y la guía de nuestros expertos en paisajismo y diseño de jardines, descubrirás nuevas formas de embellecer tu espacio exterior mientras te alineas con prácticas sostenibles y respetuosas con el medio ambiente. Explora nuestra amplia gama de plantas, herramientas y accesorios, y déjate inspirar por las innovaciones que están redefiniendo los espacios verdes en nuestros hogares. Transforma tu jardín en un refugio de biodiversidad y belleza, donde cada elemento refleja tu compromiso con el planeta y tu pasión por la naturaleza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.