La primavera está aquí y las plantas están en pleno auge.

Las plantas se desarrollan mejor cuando reciben la cantidad óptima de luz solar, cantidades adecuadas de agua y muchos nutrientes esenciales para un buen crecimiento y producción de flores y frutos. Para un crecimiento óptimo, debemos conocer cómo y cuándo fertilizarlas.

Los fertilizantes proporcionan los nutrientes que las plantas necesitan para crecer, florecer y tener follaje saludable, producir más frutos, establecer un sistema de raíces fuerte y combatir las enfermedades y la presión de los insectos. Las plantas se benefician más de las aplicaciones de fertilizantes cuando están en su punto máximo de crecimiento, y la primavera es uno de esos momentos.

Tipos de fertilizante

El mejor momento para fertilizar es cuando muchas plantas salen de la latencia. En primavera, las plantas de hoja caduca brotan, los brotes de las plantas con flores comienzan a reventar, los tallos y las ramas se alargan y se forman nuevas raíces. Los nutrientes ayudarán en todo a este crecimiento, por lo que por regla general se recomienda realizar una aplicación anual de fertilizante a principios de la primavera.

Hay varias formas de fertilizar las plantas, incluidos los fertilizantes granulares de liberación lenta, los alimentos líquidos aplicados al suelo como empapado, los aerosoles foliares y las estacas de fertilizante. Además, el uso de fertilizantes naturales como el compost puede agregar nutrientes a tu suelo.

El compost es material orgánico descompuesto de otros materiales vegetales y desechos animales del ganado que tiene una dieta compuesta principalmente de plantas. Esos incluyen pollos, vacas y caballos.

El compost también se puede hacer a partir de desechos como recortes de césped y hojas caídas en su jardín, además de desechos de cocina como café molido, cáscaras de huevo y cáscaras de frutas y verduras. El humus de lombriz y el compost de hongos son dos opciones adicionales que agregarán nutrientes a tu suelo.

Las plantas pueden tener necesidades individuales cuando se trata de fertilizantes. Las plantas amantes de los ácidos como las azaleas, los arándanos, las camelias, las hortensias y los rododendros prefieren un suelo con un pH más ácido para absorber los nutrientes óptimos. Las plantas con flores necesitan más fósforo para ayudar a estimular un desarrollo más fuerte de cogollos, frutos y flores.

Diseño sin título (4)

Las hortalizas se benefician y requieren aplicaciones de fertilizantes más frecuentes durante la temporada porque están produciendo. Los fertilizantes de liberación lenta se pueden incorporar en el momento de la siembra para una liberación prolongada de nutrientes. Revestimiento lateral con nitrato de calcio en el primer y tercer cuajado. Además, algunos productores utilizan fertilizantes líquidos cada dos semanas.

Las plantas en macetas de interior se pueden fertilizar con un alimento líquido para plantas para la mayoría de las variedades. Haga esto una vez cada temporada en primavera, verano y otoño, pero omita el invierno para las plantas que entran en latencia. Independientemente de las plantas que intente alimentar, es importante programar el momento correcto.

La aplicación de fertilizante en la estación incorrecta puede causar un crecimiento nuevo y tierno que puede dañarse, especialmente si se aplica en climas fríos a fines del otoño o en el invierno. Por lo tanto, es mejor dejar de fertilizar durante las temporadas de inactividad. Además, en zonas que pueden estar en peligro de heladas tardías, es mejor esperar hasta mediados de primavera. Todo el mundo podría beneficiarse de poner los horarios de aplicación de fertilizantes en sus calendarios.

Reglas generales a seguir al fertilizar:

  • Evite fertilizar plantas nuevas hasta que estén completamente establecidas, ya que puede causar un aumento en el nuevo crecimiento tierno que puede hacer que la planta se debilite y tenga piernas largas.
  • Siga siempre las dosis y los métodos de aplicación recomendados por el fabricante.
  • Fertilice las plantas al aire libre en la parte más fresca del día, especialmente en verano.
  • Siempre riegue bien los fertilizantes para distribuir los nutrientes en todo el perfil del suelo y evitar que se quemen.
  • Por último, evite la fertilización excesiva y realice pruebas de suelo anualmente para ver qué nutrientes necesitan sus plantas.

Para el cuidado de tus plantas en Eiviss Garden te recomendamos el Fertilizante Supreme de COMPO que podrás comprar en nuestro Garden Center y floristerías. Se trata de un fertilizante líquido universal apto para todo tipo de plantas gracias a su combinación de nutrientes. Con Magnesio, Calcio y Hierro para un crecimiento sano y vigoroso. Óptima floración y hojas intensamente verdes. Rápida regeneración de deficiencias nutricionales. Formulación ideal para todo tipo de plantas verdes y con flores. Dos veces más rendimiento que un fertilizante convencional: suficiente para 300L de agua de riego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.